6 obstáculos que sin darte cuenta pones a los clientes de tu tienda
16 ago. 2015

6 obstáculos que sin darte cuenta pones a los clientes de tu tienda

Montar una tienda de e-commerce no es algo que a día de hoy requiera el esfuerzo de antaño, esto es algo innegable a partir de las numerosas opciones del estilo de Prestashop o Magento, que han ido llegando y que nos permiten un comienzo mucho más rápido y ágil. Pero como hemos dicho más de una vez, eso es sólo una parte del trabajo, y tenemos que cumplir muy bien en todos los aspectos para llegar al éxito, lo cual implica dejar de lado algunos vicios que por desgracia parecen ser moneda corriente.

Por suerte, con algunos consejos recibidos a tiempo podemos enderezar la situación y comenzar a recorrer la senda del éxito, y en Idealo.es tienen varios para ofrecer a quienes se decidan a comenzar con su proyecto de e-commerce o a quienes ya lo tengan implementado y quieran repasar algunos conceptos, y es que como siempre decimos nunca está de más reforzar ideas y refrescar algunas que conocemos pero que quizá no ponemos en práctica.

pasos checkout

En principio, hay algunos obstáculos que sin darnos cuenta quizá estamos poniendo a los compradores, de modo que aunque tenemos un diseño muy bonito, todo el SEO bien implementado y productos de calidad con buenos precios de pronto no tenemos la cantidad de ventas que podríamos esperar. Identificar esos obstáculos y corregirlos es fundamental pues, para poder enderezar nuestro rumbo y evitar que nuestros visitantes se marchen sin comprar. Vemos pues, cuales son esos obstáculos:

  1. Aterrizar en el carrito de compra luego de seleccionar un producto: puede parecer lo más sensato, y es que a fin de cuentas estamos poniendo a nuestro visitante de cara al paso final en el proceso de compra, pero al parecer esto influye en forma negativa en la mentalidad del potencial comprador, y por ello lo recomendable es que tras haberse seleccionado algún producto ofrezcamos la posibilidad de seguir visitando la tienda, esto en caso de que pueda surgir un interes por productos adicionales a la vez que no nos mostramos tan 'ansiosos' por concretar la venta. Como ejemplo de esto, decir que en Alemania (donde el e-commerce está mucho más avanzado) apenas el 8 por ciento de las tiendas tienen este comportamiento, mientras que en España se encuentra en el 46 por ciento de los proyectos. En todo caso, podemos mostrar un mensaje emergente o una ventana pop-up en la cual se avisa que el producto seleccionado ya ha sido añadido al carrito y que se puede continuar con el recorrido.
  2. Registro obligatorio: una cuestión que ha generado infinidad de debates, y es que resulta completamente lógico querer fidelizar al cliente y poder ofrecerles beneficios adicionales por el hecho de tenerlos como usuarios de nuestra tienda. Pero algunos estudios indican que muchos prefieren poder realizar una compra en calidad de usuario invitado, para tener un primer pantallazo de como son las cosas y en caso de encontrar la experiencia satisfactoria si les interesa registrarse para pasar a formar parte de nuestro sitio. Por ello, si todo sale bien y a la par de ello les ofrecemos algún beneficio (por ejemplo algún descuento) vamos a obtener la misma cantidad de registros pero con un rendimiento mucho mayor.
  3. Demasiados campos obligatorios: De acuerdo, hemos logrado que el visitante compre, se lleve una buena impresión y vuelva para registrarse ¿Pero es necesario pedirle tanta información? Este es otro obstáculo molesto, y puede espantar hasta al cliente más satisfecho por lo cual debemos ser cuidadosos respecto de la información que solicitamos en este proceso. Está claro que nos sirve para conocer mejor a los clientes, pero tampoco nos pongamos tan estrictos puesto que podemos echarlo todo a perder, es conveniente requerir lo básico y solicitar que en un proceso adicional se completen los datos, o también se puede solicitar esto a los pocos días, mediante un email, incluso prometiendo algún beneficio (Por ejemplo algún descuento o regalo para el día del cumpleaños).
  4. Proceso de compra demasiado largo: Nuevamente, nuestras ganas de hacer las cosas bien y en forma prudente pueden jugarnos una mala pasada. Algunos estudios muestran que los procesos de compra que requieren de más de 5 pasos son contraproducentes y terminan alejando hasta al comprador más intencionado, por lo cual es conveniente agrupar la información en menos pasos intermedios (por ejemplo, todo lo referente a la dirección de entrega y tipo de envío) para que estos sean menos y todo el proceso se sienta más ágil.
  5. Falta de claridad respecto al checkout: Este obstáculo bien podría ser un derivado del anterior, y es que en definitiva se trata del checkout o finalización del proceso de compra. Es imperativo indicarle a nuestro cliente cuantos pasos faltan para finalizar, como así también ofrecerle la posibilidad de retroceder y avanzar en el mismo sin problema alguno para poder corregir cualquier información.
  6. Ausencia de lista de deseos: Apenas el 48 por ciento de las tiendas de e-commerce cuenta con una lista de deseos, algo que ha demostrado de sobra su utilidad ya que al permitir a los visitantes guardar productos que les han interesado les facilitamos las cosas para visitas posteriores, por ejemplo cuando quieren mostrarle a alguien lo que han visto y les ha gustado. Asimismo, desde este sitio es importantísimo ofrecer la posibilidad de compartir un producto de la lista de deseos en redes sociales, para que puedan mostrar los demás aquello que ha gustado.

¿Quieres saber los másters y cursos en ecommerce que impartimos?

INFÓRMATE AQUÍ

¡Por fin un curso de AdWords en Alicante!


(También en Modalidad Online)
comments powered by Disqus