Por qué elegir el formato RAW a la hora de hacer nuestras fotos.

En la transición de las cámaras con carrete que todos prácticamente hemos desechado, al formato digital perdimos una gran variedad de ajustes en el revelado, los cuales hoy en día las cámaras digitales hacen automáticamente y para rematar comprimen en formato JPEG con lo cual perdemos muchos detalles. No quiero decir con esto que nuestras cámaras no hagan buenas fotos, si no que para los más exigentes existe el revelado digital RAW el cual supera con creces al tradicional en muchos aspectos ya que el sensor de la cámara hace la fotografía y la guarda en bruto sin hacer ningún tipo de ajuste ni comprensión, de ahí que podamos no solo ajustar si no incluso corregir fallos que hallamos tenido, como por ejemplo la iluminación. Una vez tengamos nuestra fotografía en formato RAW, nos vamos a nuestra aplicación para retoque fotográfico, yo utilizo Photoshop. Al abrir este formato en la aplicación de Adobe, nos llevara siempre al plugin Camera RAW en el cual haremos el revelado y una vez hecho podremos guardarla o abrirla en Photoshop. Comentamos un poco lo que nos ofrece; en la parte de arriba a la derecha tenemos la barra de herramientas similar a la de Photoshop, a la izquierda tenemos el histograma el cual nos indicara gráficamente los cambios del menú de ajustes básicos que tenemos más abajo. Abajo a la derecha tenemos los botones de abrir imagen, restaurar y hecho, en el centro tenemos los ajustes de salida de nuestra imagen y a la izquierda el botón de guardar imagen. Controles básicos; tenemos el histograma, el cual tiene unos marcadores en la parte de arriba a la derecha e izquierda los cuales nos indicaran las zonas quemadas o con negros empastados y podemos activarlo cuando queramos. Empezando con los ajustes tenemos el Equilibrio de blancos que nos recordara al de la cámara de fotos y nos es muy útil ya que podemos cambiar a cualquier tipo de luz comodamente. Existen muchas reglas a la hora de hacer ajustes en el revelado, pero también hay que valorar la finalidad de la fotografía, si es para impresión o para web y también va a depender mucho de el monitor con el que estamos trabajando, ya que los resultados pueden variar cuando se vea en otro ordenador. En fin iremos probando uno por uno y previsualizando los resultados, quedando nos con los que mas nos gusten. Una vez terminada podremos guardar los ajustes del RAW y abrir o guardar la foto. Existen tutoriales mucho mas extensos por Internet, por si queréis profundizar mas en estos ajustes.

Máster y cursos

¿Quieres saber los másters y cursos en ecommerce que impartimos?

Máster online

¿Quieres sacarte un Máster en Comercio Electrónico a distancia?

¡Empezamos ya!

No te pierdas nuestras próximas convocatorias.

Contacta con nosotros
  • Whatsapeamos
  • ¡Te llamamos!
  • Sin prisa
Déjanos tu mensaje
directamente por whatsapp

    Déjanos tu número de teléfono y la hora a la que quieres que te llamemos
    Consiento el uso de mis datos para los fines indicados en la política de privacidad “SUS DATOS SEGUROS”


      Déjanos tu número de teléfono y la hora a la que quieres que te llamemos
      Consiento el uso de mis datos para los fines indicados en la política de privacidad