¿Cuánto vale una tienda online?
05 mar. 2013

¿Cuánto vale una tienda online?

tienda-online-barata

Es la típica pregunta que siempre nos encontramos cuando alguien quiere dar el primer paso y montar un ecommerce. Es cierto que hoy en día el comercio electrónico crece de manera exponencial, aunque llegará un momento en que la tendencia se suavizará. Esto es lógico porque cada vez más gente confía en las compras por internet y deja de ser early adopters, de manera que la brecha digital se va reduciendo cada vez más. Y del mismo modo que tenemos más compradores, también van creciendo los vendedores, o los que aspiran a ello.

Todo esto ha provocado que las palabras "emprendedor" y "ecommerce" estén en alza, aunque nos podemos encontrar pronto en una situación de burbuja como ocurrió a principios del 2000 con la crisis de las .com. En esa época había pocas tiendas online, y hubo sonados fracasos como los de pets.com o diversia.com, que llegaron a regalar dinero (vales de 10 euros) en las primeras compras, y no precisamente como afiliados o el "trae a un amigo", sino a pelo. También dieron gastos de envío gratis en un momento en el que el ecommerce no estaba preparado para ello.

Esto pasó a gran escala, pero a día de hoy, también está sucediendo en proyectos que se lanzan al ecommerce sin una visión clara y perdiendo dinero, como hacen gran parte de tiendas online que no tienen estrategia ni conocimientos. Cada vez que me preguntan lo que vale una tienda online siempre hago la misma pregunta. ¿Qué estás dispuesto a gastarte? Es el primer paso, la criba, para saber si va en serio o no. La mayor parte de los que preguntan, lo suelen hacer con la boca pequeña, es decir, sin un proyecto ambicioso, para probar "a ver qué tal", sobre todo porque cada vez oyen más casos de éxito o simplemente, escuchan la buena compra que sus amigos han hecho en Internet. He visto a muchas empresas dedicadas a Internet crecer y también, desaparecer, o mejor dicho, cambiar de rumbo o visión en el negocio en varias ocasiones, ya que sabemos que en este mundo todo cambio a pasos agigantados y en poco tiempo.

Normalmente, cuando una empresa desarrolladora o freelance empieza a desarrollar webs, suele aceptar todo tipo de proyectos, y muchas veces a precios bajos. Antes estaban de moda las webs corporativas, los catálogos online que servían de presentación o portfolio. Ahora, lo que está de moda, es vender una tienda online, o gestionar las redes sociales, aunque ese es otro tema distinto al ecommerce. Aunque parezca mentira, todavía existe la figura del Primo S.L., aquel amigo, léase familiar, que conozco y que me lo hace por dos duros. A día de hoy podemos degustar alguna web mítica en flash o fondos fosforito y gifs animados con el logo y dominios corporativos.


Consejos para contratar una tienda online

 

Pues bien, llegados a este punto, no te enfades si pides presupuesto para una tienda online y te piden más de 5000 euros. Es lo normal si ves que la empresa que hay detrás tiene proyectos serios no sólo de webs, sino de ecommerce. Posiblemente, esa empresa dedicada al ecommerce empezó haciendo tiendas online baratas, y se dieron cuenta pronto del error que supone que el cliente exija ventas sin ofrecer nada a cambio. Ahora sólo aceptan proyectos que estén por encima de esas cantidades. Es decir, la tienda ecommerce no sólo es una web con carrito de la compra, sino que implica muchísimo más, sobre todo, captación de tráfico y todo tipo de marketing online y offline, y por 1000 euros dudo que se ofrezca algo serio.

Resulta, al menos curioso, que cuando vas a montar una tienda física, pagues cantidades de 5 cifras por decorar los espacios, por el escaparate, por el alquiler en una zona con tránsito de posibles compradores, etc. y parezca caro crear el mismo negocio online, mucho más globalizado, y con acceso a diferentes países, horarios comerciales no restringidos a horas o fines de semana, etc.

Sé que me puedo ganar algún enemigo, pero huye de las ofertas en las que sólo hay un profesional que "te lo monte todo". Yo he sido uno de esos, y sinceramente, he acabado cansado porque no tenía tiempo para todo ni era especialista en todo. Busca un proyecto real con especialistas en cada materia, o al menos, en varias de ellas, y si no, fórmate en ecommerce.

No existe el Patrick Swayze en Dirty Dancing o el Richard Gere en Pretty Woman del ecommerce, es decir, el profesional ideal del comercio electrónico. Es imposible ser un buen programador, un buen diseñador, un buen gestor de la tienda online, un buen negociador con proveedores, un buen especialista en analítica web, un buen SEO, un buen sysadmin, etc. Sí, es más caro, pero es como se debe de hacer si no quieres perder dinero y enfadarte con la empresa o freelance que ha creado la tienda online.

A modo de anécdota, una profesora de @ecommaster, dedicada a la gestión de la tienda y al marketing online, comentó que el próximo novio que tendría, sería informático, lo más buscado :D Es aceptable que en una fase previa, intentes aplicar el DIY (Do it Yourself), pero si quieres crecer y vivir de la tienda online, pronto te darás cuenta de que necesitas apoyo y crear procedimientos y roles distintos con otros profesionales o empleados. En la fase inicial de turronesydulces.com, yo me encargaba de todo, sobre todo de la programación, diseño y preparación y seguimiento de pedidos. Los constantes bugs de la plataforma magento en sus primeras versiones hizo que perdiera muchísimo el tiempo en intentar arretglarlos en plena campaña del turrón. Además, el diseño y la usabilidad de la tienda era bastante limitada, así que llegó el momento en que tomé la decisión de invertir lo ganado en profesionales especialistas en Magento y en diseño. Por otra parte, yo me dediqué más a la captación de tráfico, análisis web, promoción y atención al cliente, Y la tienda tomó otro cariz. Creció.

Recuerdo en el Primer iWeekend de Alicante, que una vez teníamos el plan de negocio y plan de viabilidad montado, llegó Andrés Torrubia y lo deshizo con una frase: "Hay que pensar a lo grande", es decir, quitar el miedo, internacionalizar y pensar que todo era posible. El consejo, tras ver los casos de los profesores de @ecommaster, es que si montas algo en Internet, pienses en todas las oportunidades que te da el mercado global y no temas a nada, invierte en buenos profesionales, y Piensa en Grande. Y otra frase inspiradora, de Guy Kawasaki:

“No hay que tener miedo al fracaso, es una parte más del camino hacia el éxito. Si estamos esperando a probar y probar y mejorar en exceso nuestro producto, jamás lo lanzaremos en el momento idóneo. Lánzalo, y después, que el usuario lo pruebe. Él te dirá si tiene éxito o no. No presupongas nada.”

¿Quieres saber los másters y cursos en ecommerce que impartimos?

INFÓRMATE AQUÍ

¡Por fin un curso de AdWords en Alicante!


(También en Modalidad Online)
comments powered by Disqus